Desparasitaciones

Los parásitos no afectan solo a nuestras mascotas, también nos afectan a nosotros. Y nuestras mascotas tampoco son la única fuente que puede hacer que nosotros tengamos parásitos.

Evitar los parásitos:

  • Lavarse las manos después de tocar a un animal
  • Lavar bien frutas y verduras
  • Consumir carne bien cocinada y embutidos curados
  • Evitar el contacto con animales sospechosos o con deficientes condiciones higiénicas
  • Desparasitar adecuadamente a los animales.

Parásitos internos

Gusanos redondos: las lombrices de toda la vida. Nuestro perro la puede coger al comer hierba o tierra, o las heces de otros perros.

Gusanos planos: las tenias. La más conocida la solitaria, por consumir carne de cerdo contaminada, no solo la transmiten los perros. No son fácilmente transmisibles al hombre, y el más habitual es el Dipylidium caninum que se transmite por ingestión de pulgas.

Todos estos parásitos suelen producir problemas intestinales: diarreas.

Parásitos externos

Pulgas (Ctenocephalides spp). Provocan: Picor e irritabilidad. En animales que son alérgicos producen DAPP (Dermatitis Alérgica por Picadura de Pulga) que cursa con  inflamación en la piel, mucho picor y caída del pelo. Pueden trasmitir enfermedades al hombre y a las mascotas.

Garrapatas (Rhipicephalus sp., Ixodes sp., Dermacentor sp.). La lucha contra las garrapatas es importante no sólo por las lesiones y molestias que produce sino además por el papel en la transmisión de enfermedades tanto a los animales como al hombre.

Piojos (Trichodectes canis). Producen un prurito (picor) intenso y pueden producir anemia sobre todo en infestaciones severas. Pueden aparecer cambios de comportamiento por causar gran ansiedad.

Ácaros. Son los causantes de las sarnas, existen varios tipos. Producen otitis, inflamación de la piel, picor  y alopecias.

Mosquitos. Producen enfermedades graves como la filariosis (enfermedad del gusano del corazón) o leishmaniosis.

¿Cómo combatir los parásitos?

La prevención es nuestra mejor arma contra los parásitos, especialmente los externos.

En el Boletín Oficial de Castilla y León de 7 de julio de 2016 se establece la obligatoriedad de desparasitar internamente a los perros cada 6 meses, siendo recomendable efectuarla cada 3 meses.

En cuanto a la desparasitación externa existen diferentes productos con duraciones hasta de 8 meses.

Imágenes desparasitación